Somos Vanessa y Alexia. Somos rusas pero vivimos en Madrid, nos gustan los jueguecitos calientes y que los hombres crean que puedan hacer lo que quierien con nosotras. OS vamos a contar nuestra historia. Volviamos a casa una noche de fiesta en un taxi. Vanesa aun tenia ganas de juerga asi que metio la mano dentro de la mini falda de Alexia y empezo a acariciar su clitoris ante la mirara atonita del taxista. Continue reading